fbpx

Qué hacer después de una operación de hernia inguinal

por

Aquí te describo algunas de las dudas más frecuentes que surgen después de una operación de hernia inguinal o cirugía de la hernia inguinal abierta o laparoscópica.

Puede haber un leve enrojecimiento en la zona de la cirugía y a veces hay algo de equimosis o coloración morada en la zona. Si es el caso hay que vigilarlo. Solo es necesario acudir a urgencias si esta equimosis crece rápidamente o se acompaña de otros síntomas. Si no es así, habitualmente es algo pasajero e irá despareciendo con los días.

Que hacer despues de una operación de hernia inguinal
Hernia inguinal

A veces también aparece un abultamiento en el lugar donde estaba la hernia.

Es poco frecuente (aunque no imposible) que la hernia reaparezca al día siguiente de la cirugía.

Lo más frecuente en estos casos es que el espacio que ocupaba la hernia se ha llenado de líquido o de gas que utilizamos en la cirugía laparoscópica. Habitualmente este líquido o gas se reabsorbe con los días y no influye en tu recuperación.

En general, recomendamos que tras la cirugía uses un calzoncillo/braga ajustado 1 o 2 tallas más pequeño que tu talla habitual para intentar hacer presión sobre la zona y evitar que ese espacio vacío se llene de líquido. En las hernias más grandes dejamos una cura compresiva de la zona que en casa se puede imitar colocando una “bola de calcetines” sobre la zona donde estaba la hernia. Todo esto lo recomendamos durante los 5 días posteriores a la cirugía, pero insisto en que no es indispensable.

Revisión médica después de una operación de hernia inguinal

Cuando realizar el control post operatorio de la hernia inguinal:

Los puntos o grapas que colocamos para cerrar las heridas se deben retirar en consulta de enfermería a los 7 días de la cirugía.

Salvo indicación distinta en los documentos de alta, puedes acudir a consulta 4 semanas después de la cirugía.

Cuidados de las heridas:

Los apósitos que colocamos sobre las heridas puedes dejarlos durante 1 o 2 días si están secos. Si se mojan o ensucian hay que cambiarlos.

Pasadas 24 h, las heridas pueden dejarse al aire libre y solo requieren lavado con agua y jabón sin restregar. La ducha habitual es suficiente.

Algunas personas les molesta el roce de las heridas con la ropa y en ese caso podrías colocarle un apósito.

Las cicatrices tras la cirugía de hernia inguinal no suelen ser muy visibles y menos aún en las cirugías laparoscópicas. Aún así, siempre hay posibilidad de realizar procedimientos de medicina y/o cirugía estética

Qué puedes comer después de la cirugía de hernia inguinal:

Puedes comer lo que desees de acuerdo a como te sientas. Es normal que las primeras 24 h pueda haber alguna sensación molesta al alimentarse pero lo más habitual es que no tengas ninguna molestia.

Qué actividades puedes realizar después de operarte de hernia inguinal

Puedes moverte desde que recuperas de la anestesia. Puedes y debes movilizarte normalmente.

Puedes caminar, subir escaleras, etc. Para hacer esfuerzos grandes puedes esperar unos días de acuerdo a tus molestias, pero la mayoría de los pacientes en una semana aproximadamente pueden ir retomando progresivamente las actividades físicas.

Es bueno andar después de la operación de hernia inguinal. No hay estudios científicos que demuestren que esperar un tiempo definido para reiniciar las actividades aumente o disminuya las complicaciones así que si nos ceñimos a la ciencia, deberías hacer las actividades que prefieras en cuanto te sientas capaz.

Puedo subir escaleras después de una operación de hernia inguinal

Después de una operación de hernia inguinal, puedes subir escaleras tan pronto como te sientas capaz. Es importante escuchar a tu cuerpo y no forzarte si sientes molestias, pero en general, moverte con normalidad es beneficioso para la recuperación.

El ejercicio moderado, como subir escaleras, puede ayudar a prevenir complicaciones postoperatorias y favorecer la circulación sanguínea, contribuyendo a una recuperación más rápida. Sin embargo, es fundamental evitar esfuerzos excesivos y seguir las indicaciones de tu médico.

Subir escaleras después de la cirugía de hernia inguinal puede ser beneficioso para fortalecer los músculos abdominales y de la zona inguinal, siempre y cuando lo hagas de forma gradual y sin sobrecargarte. Escuchar las señales de tu cuerpo es clave para evitar posibles complicaciones.

Recuerda que cada persona es única y la recuperación puede variar de un paciente a otro. Si experimentas dolor intenso, mareos o cualquier síntoma preocupante al subir escaleras, es importante comunicarte con tu médico para recibir orientación específica según tu caso.

Es bueno andar después de operación hernia inguinal

Es importante recordar que andar después de la operación de hernia inguinal es beneficioso para la recuperación. El movimiento ayuda a estimular la circulación sanguínea y a prevenir la formación de coágulos.

Caminar de forma suave y progresiva puede ayudar a reducir la inflamación y a aliviar posibles molestias postoperatorias. No es necesario esperar mucho tiempo para retomar esta actividad.

La movilización temprana después de la cirugía de hernia inguinal contribuye a fortalecer los músculos abdominales y a acelerar la recuperación. Además, ayuda a evitar complicaciones como la formación de adherencias.

Si te sientes capaz, subir escaleras moderadamente e ir aumentando gradualmente la intensidad de tus actividades físicas es recomendable. Escucha a tu cuerpo y no fuerces la recuperación.

Recuerda que, según la evidencia científica, no hay un tiempo específico para reiniciar tus actividades cotidianas después de la operación. Escucha a tu cuerpo y sigue las indicaciones de tu médico para una recuperación exitosa.

Se puede caminar después de una operación de hernia inguinal

Después de una operación de hernia inguinal, puedes comenzar a caminar tan pronto como te sientas recuperado de la anestesia. Es importante movilizarte de forma gradual para promover la circulación sanguínea y acelerar el proceso de recuperación.

La actividad de caminar es beneficiosa para recuperarte después de la cirugía. No hay un tiempo específico que debas esperar antes de retomar esta actividad, pero escucha a tu cuerpo y avanza a tu propio ritmo.

Si experimentas molestias al caminar, puedes optar por caminar en intervalos cortos y aumentar gradualmente la duración a medida que te sientas más cómodo. Esto ayudará a fortalecer los músculos abdominales y acelerar tu proceso de recuperación.

La caminata también puede ayudar a prevenir complicaciones postoperatorias, como la formación de coágulos sanguíneos. Asegúrate de mantener una postura erguida y evitar levantar objetos pesados durante las primeras semanas después de la cirugía.

Me operaron de hernia inguinal y me sigue doliendo

Si te operaste de hernia inguinal y todavía sientes dolor, es importante tener en cuenta que es normal experimentar molestias durante el proceso de recuperación. El dolor después de la cirugía puede deberse a la inflamación y a la manipulación de los tejidos durante la intervención.

Es fundamental seguir las indicaciones de tu médico respecto al manejo del dolor postoperatorio. Puedes tomar los analgésicos recetados según las indicaciones para aliviar el malestar. Si el dolor es intenso y persistente, es recomendable comunicarte con tu especialista para evaluar la situación.

Además del dolor, es posible que experimentes sensaciones de tirantez o incomodidad en la zona intervenida. Esto también es normal y forma parte del proceso de recuperación. Intenta descansar lo suficiente y evitar realizar esfuerzos físicos que puedan aumentar las molestias.

Recuerda que cada persona tiene un tiempo de recuperación único, por lo que la paciencia y el cuidado personalizado son clave en este proceso. Si el dolor persiste por un periodo prolongado o se intensifica con el tiempo, es esencial comunicarlo a tu médico para recibir la atención adecuada.

Postoperatorio hernia inguinal

Después de la cirugía de hernia inguinal, es importante seguir las indicaciones médicas para un adecuado postoperatorio. Los puntos o grapas colocados para cerrar las heridas deben retirarse en consulta de enfermería a los 7 días de la cirugía, asegurando así una correcta cicatrización. Además, es recomendable acudir a consulta 4 semanas después de la cirugía a menos que se indique lo contrario en los documentos de alta.

Para cuidar las heridas postoperatorias, los apósitos pueden dejarse durante 1 o 2 días si están secos, cambiándolos si se mojan o ensucian. Pasadas 24 horas, las heridas pueden dejarse al aire libre y solo requieren lavado con agua y jabón suave. Es normal que algunas personas sientan molestias por el roce de la ropa, en cuyo caso se puede colocar un apósito para mayor comodidad.

Las cicatrices resultantes de la cirugía de hernia inguinal suelen ser poco visibles, especialmente en cirugías laparoscópicas. Sin embargo, en caso de desearlo, siempre existe la posibilidad de realizar procedimientos de medicina y/o cirugía estética para mejorar la apariencia de las cicatrices.

Es fundamental estar atento a posibles síntomas de alarma después de la cirugía, como dolor intenso que no cede con analgésicos, enrojecimiento intenso en la zona de la cirugía, náuseas persistentes, vómitos, fiebre alta o cualquier otro síntoma preocupante. Ante cualquiera de estos signos, es aconsejable acudir a urgencias para una valoración médica inmediata.

Hernia inguinal recuperación

Después de una operación de hernia inguinal, es importante recordar que la recuperación puede variar de una persona a otra. Es normal experimentar molestias, hinchazón y sensibilidad en la zona intervenida durante los primeros días postoperatorios. La clave para una recuperación exitosa es seguir las indicaciones de tu médico y descansar lo suficiente.

El reposo es fundamental en las etapas iniciales de la recuperación. Evita levantar objetos pesados, realizar esfuerzos excesivos o realizar actividades extenuantes que puedan comprometer la cicatrización de las heridas. Escucha a tu cuerpo y no fuerces la recuperación más allá de tus límites.

Una alimentación equilibrada y rica en nutrientes es esencial para favorecer la cicatrización y la recuperación de tu cuerpo. Asegúrate de mantener una buena hidratación y consumir alimentos que sean fáciles de digerir. Consulta con tu médico o un nutricionista si tienes dudas sobre qué alimentos son los más adecuados para tu recuperación.

La movilización temprana es beneficiosa para prevenir complicaciones postoperatorias y mejorar la circulación sanguínea. Puedes comenzar con caminatas suaves y cortas, aumentando gradualmente la duración y la intensidad a medida que te sientas más cómodo. Escalar escaleras y realizar actividades cotidianas moderadas puede contribuir a fortalecer los músculos y acelerar tu proceso de recuperación.

Ir al baño después de operación hernia inguinal

Después de una operación de hernia inguinal, es normal tener dudas sobre ir al baño. Es importante no forzar la evacuación durante los primeros días postoperatorios para evitar aumentar la presión en la zona intervenida.

Beber mucha agua y consumir fibra en la dieta pueden ayudar a prevenir el estreñimiento y facilitar el proceso de evacuación después de la cirugía de hernia inguinal.

Si sientes molestias al evacuar, puedes utilizar un taburete para elevar las piernas y adoptar una posición más cómoda. Evita hacer esfuerzos excesivos y sigue las indicaciones de tu médico.

En caso de presentar sangrado, dolor intenso o dificultad para evacuar, es recomendable comunicarte con tu especialista para recibir orientación y evitar posibles complicaciones.

La regularidad en el hábito intestinal es fundamental para una adecuada recuperación después de la operación de hernia inguinal. Mantén una dieta equilibrada y escucha las señales de tu cuerpo para garantizar un proceso de curación óptimo.

Síntomas de alarma tras la cirugía de hernia inguinal:

  • Dolor intenso en la zona que no cede con los analgésicos indicados.
  • Enrojecimiento intenso y mucha sensibilidad en la zona de la cirugía o en las heridas.
  • Náusea y/o vómitos pasadas 24 h de la cirugía y/o que no mejoran con tratamiento sintomático.
  • Fiebre alta que se mantiene pasadas 24 h.

En estos casos, lo mejor es que acudas a urgencias para valoración médica.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
Abrir chat
Hola!
¿En qué puedo ayudarte?